Top
¿POR QUÉ HAY QUE VER ‘STRANGER THINGS’? – Aller Fui Al Cine
fade
3964
single,single-post,postid-3964,single-format-standard,eltd-core-1.0,flow-ver-1.3.1,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

¿POR QUÉ HAY QUE VER ‘STRANGER THINGS’?

STRANGER-3

¿POR QUÉ HAY QUE VER ‘STRANGER THINGS’?

Lo ha dicho Javier Olivares, lo ha dicho tu colega Christian y lo ha dicho casi toda la prensa online. Y si te sigue sin importar la opinión de ellos, yo ahora te doy la mía sobre Stranger Things. No te voy a recordar el remember de la cultura ochentera. Y eso que ésta mola mucho, desde el ‘Should I Stay or should I go’ hasta los Goblins, y reparando en pequeños detalles (¿ Qué me decís de las artimañas a lo MacGyver de la madre de Mike y Nancy?)

Pero quiero hablar de otros motivos por los que la serie de Netflix merece la pena. Para quien no la haya visto, empiezo por el spoiler. Las cuatro siguientes no desvelan ninguna sorpresa de la trama.

 

1 SU TRATO CON LAS DROGAS: A la mamá de Eleven le hicieron pruebas con LSD durante el embarazo. Eso entre otras cosas. Si has visto la serie ya has comprobado cómo ha salido la criatura: una auténtica jefa. ¿Querían Matt y Ross Duffer decir algo más con este detalle o fue una casualidad? El dato no es el más relevante en la serie, pero a mí me llama la atención –para bien-  ver que el consumo de drogas no se trate como algo reprochable.

 

STRANGER

 

2 LOS FRIKIS MOLAN. Llámales pringados si prefieres, que yo te les defino: Will, Mike, Dustin y Lucas juegan a ‘Dragones y Mazmorras’, con 12 años han leído a Tolkien y tienen una cultura cinematográfica bastante potente y actual para el momento que están viviendo (la serie transcurre en 1983). Seguramente ahora son científicos comprometidos con proyectos de lo más interesante. Si alguno se decantó por las letras, es muy probable que sean guionistas de cine o televisión. Se han rodeado de gente guay a lo largo de su vida y tienen mogollón de tema de conversación para hablar. Lo que digáis, unos pringados.

 

STRANGER-3

 

3 LOS GUAYS NO SON TAN GUAYS. Por mucho que disfruten teniendo la sartén por el mango tanto en el cole como en el instituto, la vida escolar les está dejando una huella que será inapreciable en su vida de adulto. El ir a por el débil y estar pendiente de qué dirán el resto de su grupo les impide fijarse en lo que tienen a su alrededor. Troy y James serán dos cuñados heteruzos pocagana, interesados únicamente en la hipoteca, con trabajos en oficinas grises y pendientes del modelo de coche que se ha comprado su compañero de al lado. Lo mismo que el grupo de Nancy. En eso han quedado los que antes molaban.

 

STRANGER-2

 

4 LAS CIENCIAS SON DIVERTIDAS. Ojalá yo hubiera tenido un profesor o profesora que me hubiese explicado las ciencias como Mr. Clarke, un profesor que incentiva la mar de bien a los chavales. Es triste, pero con el desprestigio y el poco interés que hay en la educación hoy en día, es difícil encontrar gente fascinante al pie del cañón en las aulas y que, como bien remarca Dustin, “les abra esa puerta a la curiosidad” a edades tan tempranas. Una labor encomiable y que no entra en los planes de la mayoría de los individu@s que estudian magisterio, demasiado interesados en los tres meses de vacaciones.

 

STRANGER-4

 

5 LA AMISTAD. Una muestra más de que los Duffer se han emborrachado de la década de los 80 hasta llegar al coma etílico. Si hay un valor por encima de todos los que la serie oferta, es el de la amistad, el sentimiento de unión de esta pandilla. Se quieren, se apoyan y discuten sobre sus relaciones: “No se puede tener más de un mejor amigo” o “Es nuestra amiga y está loca”. Esa esencia no pasa de moda, y aunque suene moñas decirlo, es necesario reivindicarla y recordarla cuando se es mayor.

lawebdemaria
No Comments

Post a Comment